CUIDADOS DEL PERRO DE CAZA

 Todo buen cazador es consciente de la importancia y valía de su perro en el desarrollo de la gran mayoría de las actividades venatorias. Su ayuda, fundamental en algunas modalidades, nos brinda la oportunidad de disfrutar de muestras, guías y cobros espectaculares, y de recuperar piezas heridas que sin su colaboración serían pasto de las alimañas en las entrañas del monte. Nuestro perro es, además, un compañero de fatigas, un apoyo en las jornadas mas adversas y un miembro mas de la familia que se merece los mismos cuidados y atenciones. El campo es un medio en el que el perro de caza se desenvuelve perfectamente, pero no está exento de peligros; el cazador debe conocerlos y evitarlos en la medida de lo posible, si aun así nuestro compañero resulta herido es de vital importancia reaccionar con eficacia y rapidez, su salud está en juego y él no va ha poder informarnos de lo que le ocurre. A pie de campo se deben tomar las medidas mas urgentes, pero no olvidemos que el veterinario es el único que tratará con rigurosa precisión las dolencias de nuestro perro.


VACUNACIÓN Y DESPARASITACIÓN
Vacunación

perro1La prevención es el arma fundamental contra las enfermedades mas perjudiciales para nuestro perro. Afortunadamente la veterinaria ha avanzado mucho en este campo y muchas de las patologías que no hace demasiado tiempo eran causa de muerte, ahora pueden evitarse gracias a las vacunas.
Es muy importante tener en cuenta que, dependiendo de las áreas de influencia de cada enfermedad y de los brotes temporales que puedan ocasionarse, el calendario de vacunación puede variar. Su veterinario será el más indicado para elaborar el calendario más eficaz apoyándose en los parámetros antes citados.
Es importante recalcar que los planes dependen de la prevalencia de enfermedades , por lo que cada zona y cada Profesional difiere de acuerdo a su criterio en cuanto a tipos de Vacuna y frecuencia ,en general son las mismas pero varían en cantidad de dosis totales y frecuencia de aplicación.

Desparasitación
La otra medida de prevención que deberemos aplicar desde los primeros días de vida de nuestro perro es la desparasitación, tanto intestinal o interna (vermes y tenias), como externa (pulgas, garrapatas, insectos y ácaros). La desparasitación deberá efectuarse entre los 15 días y los tres meses de edad y es de vital importancia para que la vacunación estimule correctamente el sistema inmunológico. La desparasitación del adulto debe ser anual.
Las enfermedades que podemos evitar siguiendo el calendario rutinario de vacunación son las siguientes: Moquillo, Hepatitis infecciosa canina, Leptospirosis, Parvovirosis, Coronavirosis, Tos de las perreras y Rabia.
Estas vacunas deben empezar a administrarse entre los 6 y 9 meses de vida y terminar a los tres meses.

Administrándose dosis de mantenimiento cada año:
•45 Días: 1ª Dosis (Parvovirus, Coronavirus)
•60 Días: 1ª Dosis (Triple Canina: Moquillo, Leptospira y Hepatitis Canina)
•75 Días: 2ª Dosis (Parvovirus, Coronavirus)
•90 Días: 2ª Dosis (Triple Canina: Moquillo, Leptospira y Hepatitis Canina)
•3 Meses: Rabia Canina
•Según Zona e influencia: (Parainfluenza, Tos de las Perreras)
•Revacunación anual: (Parvovirus, Coronavirus, Moquillo, Hepatitis, Tos de las Perreras, Parainfluenza, Leptospirosis y antirrábica).


CONSEJOS PARA LA ALIMENTACIÓN DE SU PERRO

perro2La nutrición de un perro de caza ha de ser tan minuciosa como la de un deportista, no olvidemos que en temporada nuestro perro desarrolla un tremendo esfuerzo físico y que precisa una alimentación equilibrada. Hay que desechar absurdos tópicos como el de darle de comer las sobras, dejarle comer cuando el quiera y lo que quiera o forzarle a ayunar antes de una jornada de caza para que trabaje mejor. Afortunadamente se ha avanzado mucho en la elaboración de comida preparada (Piensos y Conservas) el equilibrio nutricional de estos compuestos es casi perfecto. No obstante es importante seguir unas normas básicas a la hora de alimentar a nuestro perro:
Cuide la dieta de su perro en función de sus necesidades, a más desgaste más nutrición, y tenga en cuenta que existen alimentos preparados para mantener el equilibrio nutricional, no experimente con comidas cocinadas… usted perderá tiempo y el resultado no mejorará respecto a los productos preparados.
Es muy importante acostumbrar al perro a comer en el mismo lugar y a las mismas horas, evitando en la medida de lo posible molestarlo o excitarlo mientras se alimenta.
Evite dar de comer al perro a últimas horas de la tarde, así evitará que haga sus necesidades en casa durante la noche o pase un mal rato aguantando hasta la llegada de su paseo matinal.
Intente que su perro disponga constantemente de abundante agua fresca y deje que beba cuanto quiera. Un perro de 20 Kilos necesita beber 1,2 Litros al día.
Si pretende cambiar la dieta de su perro hágalo de forma progresiva, mezclando los productos, su flora intestinal tarda más en habituarse a un nuevo alimento que la nuestra.
Evite darle sobras al perro mientras usted está comiendo, de lo contrario se volverá nervioso y hasta molesto y además desequilibrará su dieta y hábitos alimenticios.
Cuidado con las comidas copiosas antes de la jornada de caza. Deje transcurrir al menos dos horas desde su última comida antes de cazar y recuerde que esta debe ser ligera.


EL DERECHO A VIVIENDA DIGNA

perro4La opción de compartir el hogar con nuestro perro de caza es la mas extendida, algunas veces por placer de disfrutar de nuestro perro como animal de compañía, además de cazador, y otras por no disponer del espacio necesario para construirle su propio hogar. La convivencia en casa lleva implícita una serie de obligaciones de estricto cumplimiento como son la de educar a nuestro perro a respetar las reglas, y la de atender sus necesidades biológicas, sacándole a pasear al menos tres veces al día. Los paseos diarios son fundamentales para la salud física y mental de nuestro perro, la ociosidad es el gran enemigo del perro de caza. La duración de los paseos muchas veces han de ajustarse a nuestra ajetreada vida laboral, por lo que es conveniente turnar las salidas entre los miembros de la familia y dedicarle, al menos, 20 minutos a cada una. Cambiar el lugar de los paseos motivará a nuestro perro a investigar y marcar nuevos territorios manteniendo su interés y rompiendo la tediosa rutina diaria. Cuanto más ejercinicio mejor, pero poniendo el máximo cuidado en el respeto a los demás viandantes y vigilando siempre su radio de acción, mas vale llevar el perro sujeto que perderlo o provocar un accidente.
Si en su caso dispone de un terreno donde construir una o varias perreras tenga en cuenta que han de cubrir unos requisitos básicos de habitabilidad e higiene, que a la postre serán de vital importancia para la salud y calidad de vida de su compañero:

Orientación:

Siempre a resguardo de los vientos dominantes de cada región. Normalmente en clima continental lo mas adecuado es orientar la puerta hacia el este, mientras que en climas costeros es conveniente hacerlo hacia el sur. En la medida de lo posible la perrera no debe estar ni demasiado expuesta al sol en verano ni a la sombra en invierno. La sombra de un árbol de hoja caduca es la solución ideal a este problema. Las perreras siempre han de estar ubicadas en un promontorio o ligera elevación para facilitar su drenaje y limpieza.

Construcción:

Funcionalidad y calidad siempre antes que estética.
Las dimensiones del recinto deben estar en función de la cantidad de ejemplares y su tamaño, la caseta nunca ha de estar pegada al cerramiento, de esta forma los perros podrán buscar la sombra de la propia caseta en los días mas calurosos. Las mallas metálicas lo mas rígidas posible. Los cerramientos tratados contra el óxido y pintados con productos no tóxicos. El suelo, siempre con una ligera inclinación para limpiarlo facilmente, puede ser de hormigón, o de grava, esta última es la más adecuada por no desgastar las almohadillas plantares, pero su mantenimiento y limpieza es más costosa. La caseta puede ser de ladrillo, hormigón o madera. Si es de ladrillo u hormigón hay que revocarla interior y exteriormente, ya que cualquier resquicio puede alojar focos de infección y parásitos. La madera ha de ser hidrófuga y tratada contra las inclemencias externas.


PROBLEMAS DE LA PIEL

perroLas razas de caza, debido a su mayor exposición a terrenos adversos, e inclemencias climáticas, son mucho mas proclives que el resto a sufrir patologías cutáneas. El verano y la primavera son una épocas especialmente delicadas por la profusión de insectos y parásitos, y de afecciones alérgicas que afectan a la piel de nuestros perros.

Parásitos

Garrapatas El parásito por excelencia de nuestros campos se manifiesta en mayor medida con alto nivel de humedad y temperaturas hasta 30 grados. El ganado es el principal transmisor de estos indestructibles seres, que son capaces de permanecer años en estado latente encaramados a una mata hasta ver la oportunidad de dejarse caer sobre la piel de nuestro perro, o de nosotros mismos. Producen problemas cutáneos provocados por el picor y el consiguiente rascado del perro, pero su mayor peligro radica en la transmisión de enfermedades como la babesiosis, ehrlichiosis o hepatozoonosis.
Pulgas: Al igual que las garrapatas son muy abundantes en terrenos que soportan presión ganadera. Su picadura incita al perro a rascarse y erosionar la zona de piel afectada. Existen múltiples casos en los que se produce una reacción alérgica aguda que entraña caída del cabello y caspa, sobre todo en zonas lumbares y muslos.
Los collares desparasitarios son el método mas eficaz para prevenir estos problemas, desechemos el temor infundado de que con estos collares nuestro perro perderá capacidad olfativa.

Dermatitis

Las patologías cutáneas pueden ser producidas por otros motivos:
Alergias: Nuestro perro, al igual que nosotros, puede ser proclive a ciertos tipos de alergias estacionales. Antihistamínicos y Corticoides en los casos agudos nos ayudarán a superar el problema.
Dermatitis de contacto: Los roces y continuo desgaste en zonas desprovistas de pelo pueden ocasionar fibrosis y querantinizaciones.
Leishmaniosis: Uno de los síntomas de esta fatal enfermedad es la abundante caspa y pérdida de pelo en zona aurícular y alrededor de los ojos.
Dietas insuficientes o inadecuadas: El correcto equilibrio nutricional se exterioriza en la calidad y belleza del pelo. Su la dieta no es la correcta este pierde vigor y se cae.


LA MALDITA LEISHMANIOSIS

La Leishmaniosis es una enfermedad parasitaria que afecta tanto a humanos como a perros, si bien el contagio en humanos se da en muy raras ocasiones.
Desgraciadamente esta zoonosis es endémica en nuestro País y si nuestro perro la desarrolla, podemos darlo perdido en cuestión de meses.

Transmisión: La enfermedad es producida por un protozoo flagelado llamado Leishmania spp. El insecto que actúa como vector de la enfermedad es el mosquito Phlebotomus, su picadura es la única vía de contagio. Este mosquito existe en nuestro territorio y es más abundante en zonas de gran concentración ganadera. Su radio de acción está limitado por su vuelo, nunca superior a los 500 metros. Existen algunos expertos que defienden la teoría de que las garrapatas pueden actuar también como vector transmisor, pero aun queda mucho por investigar al respecto.
Sintomatología: La enfermedad afecta al sistema inmunológico de nuestro perro debilitando sus defensas, y se exterioriza de múltiples formas: Hemorragias nasales, perdida de pelo, adelgazamiento, apatía y tristeza, atrofia muscular, inflamación de ganglios, etc La única forma de diagnosticarlo es mediante análisis complejos de sangre, medula o biópsias.
Tratamiento: Su tratamiento se basa en reforzar el sistema inmunológico, pero la enfermedad no tiene cura y la esperanza de vida de nuestro perro se verá reducida a unos meses, aunque se han dado casos de hasta tres años. La decisión de afrontar el tratamiento siempre ha de consultarse con el veterinario, valorando la calidad de vida que le espera a nuestro perro.
Prevención: Desgraciadamente no existe vacuna contra esta fatídica enfermedad. Al tratarse de una patología parasitaria interna, la higiene de nuestro perro y su constante desparasitación serán las medidas de precaución mas acertadas. Una vez más los collares antiparasitarios, y los tratamientos insecticidas aplicados tanto al perro como a las perreras serán nuestro principal aliado. Si los brotes están localizados evitar en la medida de lo posible que el perro campee o cace por la zona afectada.


rehalasEL PERRO DE REHALA

El arrojo y valentía de los perros de rehala suele traer fatales consecuencias. Se trata de perros con un marcado carácter dominante, no solo en el monte sino en las propias perreras o en el furgón de transporte, por este motivo las heridas causadas por otros perros son casi mas comunes que las causadas por los enfrentamientos con las reses en la mancha.

Heridas causadas por otros perros:

Su gravedad puede variar desde un simple arañazo hasta un perro completamente descuartizado por el resto. Normalmente las peleas suelen saldarse con mordeduras superficiales muy propensas a infectarse por los gérmenes que los perros alojan en su boca. Por este motivo deberemos poner especial cuidado en su rápida desinfección, sutura y tratamiento antibiótico. La mejor manera de prevenir estas heridas es mantener a los perros mas violentos separados de los demás, y atarlos en corto durante los traslados en el furgón.

Heridas causadas en el agarre:

El jabalí es el principal enemigo del perro de rehala, si bien se han dado casos muy graves de puntadas asestadas por venados aculados sin mas salida que el enfrentamiento. Tras el desenlace del agarre es necesario examinar detenidamente a los perros que en él han participado, pues en la excitación del momento algún ejemplar puede mostrarse tranquilo y vigoroso a pesar de estar herido de gravedad

Las mortales navajas del cochino desgarran con suma facilidad la fina piel de nuestros perros, el perrero se convierte en estos casos en veterinario y cirujano, pues de la rapidez de la intervención dependerá la vida de su maltrecho compañero. Las Heridas mas graves son las que afectan a vasos sanguineos importantes, y las que desgarran el peritoneo, provocando el desprendimiento de los intestinos. Si este es el caso la intervención ha de ser rápida, ya que no habrá tiempo para trasladar el perro a un veterinario. El perreo, apoyándose en su imprescindible botiquín, deberá localizar las hemorragias y atajarlas por presión (torniquete) o sutura. En el caso de desagarro abdominal la primera medida será la limpieza y desinfección de la herida, básica para evitar la peritonitis.S si es necesaria la anestesia evitar en lo posible la general, pues la fatiga del animal le podría llevar al colapso. Posteriormente se suturarán las capas musculares internas con hilo de catgut, y las externas de la piel con hilo de seda. El traslado del animal hasta un veterinario es de suma importancia allí se volverá ha intervenir quirúrgicamente evitando hernias y estrangulaciones y se le impondrá un tratamiento farmacológico acorde a la gravedad de la herida.

Publicidad

Regístrate en la Mayor Comunidad de Caza Online

Rápido y  sencillo “Bienvenido Cananero!” Comunidad de Caza Online ,

Punto de encuentro de los amantes del deporte cinegético.

Potente foro de opinión, anuncios, fotos, vídeos y muchas cosas más.

REGISTRATE
Publicidad